Asuntos del corazón

images
Desde la biología sabemos que el corazón es un músculo que bombea sangre. Es el encargado de organizar la circulación, algo así como la “casa central” del sistema circulatorio.


Siempre se ha relacionado al corazón con las cuestiones amorosas y emocionales en general. Expresiones populares como “Te lo digo de corazón” se dice cuando alguien le habla a otro desde su sentir y generalmente con una buena intención. “Me rompiste el corazón”: cuando uno sufre un desengaño, cuando una relación afectiva se ve truncada y una de las partes ve caer sus expectativas al suelo, cuando alguien se siente dañado. “Es de buen corazón” alguien que tiene buenos sentimientos para con el prójimo. “Te doy mi corazón” como expresión de abrirse, de entrega sin reparos, sin temores. “No tenés corazón” es alguien que actúa fríamente o desconsideradamente para con el prójimo.

 
El corazón, desde la literatura y también desde el lenguaje popular, ha sido “la sede” del amor y del desamor y de muchas otras emociones y sentimientos desde tiempos antiguos.
Decíamos que el corazón cumpliría la función de distribución, de hacer circular, y es quien marca el “pulso”, la intensidad de la vida, lo cual no es poco!.

 
El corazón se hace eco de la mente pero también “habla”. Corazón y mente, aunque desde tiempos antiguos se los hace ver como “enemigos”, van juntos. Algunos dicen ser más mentales y racionales, usando menos al corazón. Otros dicen seguir sus corazonadas o ser más pasionales, no teniendo tan en cuenta lo que su mente les dicta.

 
Cerebro y corazón se influyen mutuamente de diversas maneras. Los pensamientos y las emociones y sentimientos influyen en nuestro sistema circulatorio, de la misma manera que los problemas circulatorios pueden alterar de alguna manera el funcionamiento cerebral.

 

 

Los problemas circulatorios generalmente se dan en personalidades con mayor tendencia al estrechamiento (mental). Personas que se hacen “mala sangre” también muestran dificultades de circulación. El miedo intenso y las sorpresas producen descarga de adrenalina que acelera los movimientos cardíacos. La hipertensión es acumulación de tensión, tal como la palabra lo indica: enojos guardados, exceso de hostilidad, falta de habilidades de afrontamiento, carencia de asertividad. La hipotensión es una dificultad de reacción ante las pasiones de la vida, ya sea porque la persona niega, mira para otro lado o decide “no calentarse” para no sufrir. También puede suceder que carezca de habilidades comunicacionales y falta de asertividad. Generalmente hay tristezas guardadas, sin salir. Es que somos un todo, y así tenemos que vernos, en forma integral. Pensamientos, emociones, conductas y el cuerpo conforman un todo.

 
La palabra CORAZÓN viene del latín Cor, Cordis.
De la palabra latina Cordis derivan muchísimas palabras en nuestro idioma, todas relacionadas con el corazón. Algunas de ellas podremos relacionarlas más rápidamente, y otras, quizás, tengamos que pensar de qué manera se relacionan con el corazón o las emociones.

 
– Misericordia “Es la cualidad o virtud de tener “corazón” con el desgraciado. Viene del latín “miser”: desgraciado, que causa compasión. Y cordis, corazón, como sede de los sentimientos.”
– Cordial adj. “que tiene la virtud de fortalecer elcorazón”. Cordialidad. Cordialmente.
– Concordia. Discordia. Concordar. Discordar
– Recordar: re -cordis: volver a pasar por el corazón
– Incordio
– Cordura
– Coraza

 
Conocés alguna más? 

Esta entrada fue publicada en EMOCIONES, PSICOLOGÍA GRAL/NEUROPSICOLOGÍA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.