Resiliencia

La palabra “resiliencia” deriva del latín resiliens, entis, que significa “que salta hacia arriba”, y en su acepción general se le describe como “elasticidad”.

También se menciona que el término proviene del campo de la física y que se refiere “a la capacidad de un material de recobrar su forma original después de haber estado sometido a altas presiones”.

Este concepto se extendió -por analogía- al ámbito social y se lo define como la capacidad de los seres humanos de atravesar situaciones adversas, superarlas y salir transformados por la experiencia. (E. Grotberg, 1998).
Sigue leyendo