¿Cómo reconocer a la depresión?

De acuerdo al DSM IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), existen ciertos criterios que se deben tener en cuenta a la hora de saber cuándo estamos en presencia de una depresión.

De acuerdo al Manual, se diagnosticaría depresión ante la presencia de CINCO O MÁS de los siguientes síntomas DURANTE UN PERÍODO DE 2 SEMANAS:

–          Uno de los síntomas debe ser 1) estado de ánimo depresivo o 2) pérdida de interés o de la capacidad para el placer.

–          Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi cada día según lo indica el propio sujeto (p. ej., se siente triste o vacío) o la observación realizada por otros (p. ej., llanto). En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.

–          Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi cada día (según refiere el propio sujeto u observan los demás)

–          Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso (p. ej., un cambio de más del 5 % del peso corporal en 1 mes), o pérdida o aumento del apetito casi cada día. Nota: En niños hay que valorar el fracaso en lograr los aumentos de peso esperables.

–          Insomnio o hipersomnia casi cada día

–          Agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día (observable por los demás, no meras sensaciones de inquietud o de estar enlentecido)

–          Fatiga o pérdida de energía casi cada día

–          Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casi cada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por el hecho de estar enfermo)

–          Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi cada día (ya sea una atribución subjetiva o una observación ajena)

–          Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse.

En la evaluación de estos síntomas, se deberá investigar si la persona pudiera estar padeciendo algún otra enfermedad física (por ejemplo hipotiroidismo), si pudieran ser efectos de alguna otra sustancia (por ejemplo una droga o medicamento). Y también hay que conocer la historia del paciente, dado que este estado de ánimo puede ser reacción de un estado de duelo (por ejemplo la pérdida de un ser querido) y que se mantiene con una intensidad tal luego de aproximadamente dos meses y  la persona se siente con una incapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad, ideación suicida, síntomas psicóticos o enlentecimiento psicomotor.

A pesar de que podemos reconocer los síntomas, el diagnóstico de depresión deberá darlo un profesional médico, psiquiatra o psicólogo.

No debemos utilizar la palabra “depre” con demasiada ligereza, y mucho menos automedicarnos con antidepresivos ante algunos de estos síntomas.

El Dr. Norberto Abdala dice que hasta hace poco tiempo a la depresión se la reconocía por la tristeza. Pero que la depresión “actual” se caracteriza por insomnio, fatiga y ansiedad.

Describe a la depresión como: “la sensación de la impotencia de vivir, de cansancio, la dificultad para la acción, la falta de energía, el tiempo sin futuro, la vivencia de que “nada es posible” y estar como atascado entre lo necesario y lo posible.”

A una persona deprimida le falta CREER, en sí mismo, en los demás y en la vida. Por eso es difícil que consulten, y si lo hacen, dudan que puedan ayudarlo y muchas veces terminan el tratamiento antes de tiempo o rotan por diferentes profesionales.

Lo que la persona tiene que saber es que lo que le ocurre tiene tratamiento y muchas posibilidades de recuperación. Que el quedarse encerrada en el problema y no abrirse a posibilidades solo contribuirá a agravar el estado de ánimo, dado que nuestros pensamientos se vuelven cada vez más negativos y pesimistas, agravando de esta manera el cuadro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *