Desmalezando tu mente

Tu cabeza es como una maceta, y la tierra es tu mente. Una tierra que puede ser muy pobre o puede estar enriquecida. Vos lo decidís.

En ella pueden crecer pensamientos para disfrutar, como la albahaca, pensamientos bellos como las rosas para recuperar la paz, y pensamientos sanadores como el aloé.

Sin embargo la maleza suele invadir tu maceta, tal como tu mente es invadida por pensamientos negativos. Nadie sabe de donde viene la maleza, pero apenas te das vuelta ya está ahí, amenazante. La maleza es muy fuerte y se alimenta de todos los nutrientes de la tierra dejando sin comida a la albahaca, la rosa y el aloé, que terminan languideciendo, salvo que te decidas a desmalezar tu mente y cultivar pensamientos positivos. Intentá cuidar tu mente como cuidás a tus macetas, y todo irá mejor.

Pablo Cazau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *