El cerebro humano es adaptativo

Esto significa que es capaz de satisfacer sus necesidades inmediatas a los fines de la supervivencia. Tiempo atrás, investigadores estadounidenses realizaron el siguiente experimento sobre dos grupos diferentes de personas. A ambos se les hizo la misma pregunta: “Si el día de mañana te encontraras perdido en un bosque, ¿qué preferirías encontrar, comida o bebida?”. Los participantes debían elegir una u otra alternativa, pero no ambas.

En el primer grupo, conformado por personas tomadas al azar, las respuestas más frecuentes fueron “comida”. En el segundo grupo, integrado por personas que acababan de hacer un extenuante ejercicio físico en un gimnasio, las respuestas más frecuentes fueron “bebida”. La conclusión que sacaron los investigadores de este y otros experimentos fue que existe una tendencia del ser humano a organizar su vida futura en función de las necesidades actuales, cuando bien puede ocurrir que en un futuro las necesidades pueden cambiar.

Independientemente de ello, podría formularse también una hipótesis: es probable que la mayoría de respuestas “comida” del primer grupo se deban a que la gente considera que la comida es económicamente más valiosa que la bebida. Sin embargo, en términos de supervivencia es más valiosa el agua que la comida: la deshidratación llega más rápido que la desnutrición, sobre todo si el alimento sólido tiene poco contenido de agua.

Pablo Cazau. Diciembre 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *