Nuestros aprendizajes sociales

Hay muchas formas de aprender. Por condicionamiento, cuando aprendemos a salivar escuchando la campana del almuerzo, por reforzamiento cuando aprendemos a portarnos bien porque así seremos recompensados, por insight cuando aprendemos a alcanzar una banana subiéndonos a un banquito sin necesidad de ensayar materialmente tal conducta. Pero existe también el aprendizaje social, que ocurre cuando aprendemos a hacer algo viendo cómo lo hacen los demás.

Existen muchas experiencias en la vida que funcionan como espacios de aprendizaje social, donde tenemos la oportunidad de incorporar destrezas para sobrevivir o estar bien.

Con las películas de terror aprendemos cómo lidiar con el miedo, con los partidos de fútbol aprendemos cómo lidiar con los objetos del mundo (en este caso esféricos), y con las telenovelas aprendemos cómo lidiar con el amor, el odio, la envidia o los celos. Y todo ello porque vemos cómo otras personas lidian con estas cosas.

Pablo Cazau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *