La sexualidad normal y las disfunciones sexuales

Normalmente, las fases o etapas de la actividad sexual son cuatro:

1) Deseo.- Aparece un interés por realizar el acto sexual, frecuentemente acompañado de fantasías.

2) Excitación.- Aparece una sensación de placer acompañada de cambios corporales. Los más importantes en el varón son la hinchazón y luego la erección del pene, acompañadas de lubricación (estar “mojado”). En la mujer son la expansión y lubricación de la vagina, así como la hinchazón de sus genitales externos (labios mayores, labios menores y clítoris).

3) Orgasmo.- El placer sexual alcanza un punto culminante, donde el varón tiene una eyaculación y la mujer contracciones en la pared de la vagina (que no siempre experimenta subjetivamente).

4) Resolución.- Aparece una sensación de relajación muscular y bienestar general.

Todo este ciclo puede repetirse inmediatamente en el caso de la mujer, o luego de un tiempo variable en el caso del hombre.

Cuando alguna o algunas de estas fases no pueden cumplirse adecuadamente, o cuando se experimenta un dolor significativo en algún momento de la actividad sexual hablamos de una disfunción sexual, que puede afectar tanto a la mujer como al hombre. Por ejemplo si hay deseo pero no hay excitación (por ejemplo disfunción eréctil en el varón), o si hay excitación pero no hay orgasmo (anorgasmia en ambos sexos, donde el orgasmo no existe o es insuficiente).

Las causas de las disfunciones sexuales pueden ser físicas (una enfermedad médica, una sustancia química), psíquicas (miedos, prejuicios), interpersonales (pareja inadecuada) o alguna combinación de estos factores. Si la persona no puede resolver el problema deberá entonces consultar al médico, al psicólogo o cambiar de pareja.

Pablo Cazau

Distorsión cognitiva y fanatismo

 

Llamamos «distorsiones cognitivas» a aquellos errores que cometemos al pensar. Tener pensamiento distorsionado es común, lo hacemos casi todo el tiempo y muchas veces no estamos enterados.
El pensamiento con distorsiones es casi siempre la causa de malentendidos, el origen de conflictos, la base de muchos trastornos mentales e inclusive la causa de casi todos los problemas sociales que tenemos y hemos tenido a lo largo de nuestra historia.

Sigue leyendo