Psicocardiología

 

Hasta hace poco tiempo se hacía la división entre enfermedades “del organismo”, enfermedades “de la mente” y “psicosomáticas”, estas últimas como unas pocas enfermedades ubicadas en la frontera entre el cuerpo y la mente. Hoy reconocemos que somos una unidad, que la vieja dicotomía cuerpo-mente ha sido superada y ya no se habla de enfermedades sino de enfermos.

Por lo tanto, cuando se habla de enfermedades cardiovasculares se reconoce que existen factores de riesgo biomédicos, psicológicos y psicosociales.

Sigue leyendo